¿Qué es Predicar el Evangelio? Esta es la pregunta que debe hacerse todo aquel que ha sido llamado a esta noble tarea y que anhela ardientemente en su corazón exponer el mensaje de la Palabra de Dios.

A través de la toda la historia después de Cristo, ha habido un gran ejercito de hombres de Dios que han desarrollado esta labor,

hombres de los cuales podemos aprender Como Predicar el Evangelio. Podría mencionar nombres de de algunos de ellos que hasta el dia de hoy son considerados como los grandes predicadores del evangelio.

Pero hay un hombre por quien personalmente siento una gran admiración y respeto. Este hombre fue uno de los más malvados en los días de la naciente iglesia cristiana, pero cuando Dios lo llamó y lo escogió para su ministerio, fue transformado en el hombre que revolucionó en la segunda parte del primer siglo después de Cristo.

Sí, Estoy hablando del Apóstol Pablo. Este hombre después de su conversión y de haber tenido un encuentro tan singular con Cristo y luego haber sido lleno del Espíritu Santo, comienza su ministerio, un ministerio tan singular. Y dado a que en el tiempo del Apóstol Pablo, habían problemas sociales, económicos y políticos al igual que en nuestros días, como también habían tantos tipos de creencias y religiones al igual que en nuestro tiempo, eso no hizo que la predicación del Apóstol variara de acuerdo a las circunstancias.

Razón tuvo Aquel gran hombre de Dios Charles H. Spurgeon, quien en su mensaje titulado “Predicar El Evangelio” el cual fue dado el domingo 5 de agosto de 1855, nos expresa en su definición más importante que “Predicar el Evangelio es Exaltar a Jesucristo”,,, Y eso, es exactamente lo que el Apóstol Pablo hizo en todo su ministerio.

Mi amigo lector, debemos tener muy en claro esto, que cada vez que realices esta labor, hazlo sabiendo que el centro de Tu mensaje siempre, y te lo digo una vez más, SIEMPRE:

1.       Debe ser Un Mensaje que Exalte el nombre de Cristo.

2.       Debe ser un Mensaje que conduzca a la gente a la Adoración a Cristo.

3.       Debe ser un Mensaje donde nosotros no seamos los más importantes, sino Sólo Cristo.

4.       Debe ser un Mensaje donde los pecadores sean conducidos a La Cruz de Cristo.

5.       Debe ser un Mensaje que exponga fielmente el Mensaje de Jesucristo.

En algunas ocasiones es probable que seamos tentados a seguir la corriente de nuestros días y en la cual han sucumbido muchos de nuestros compañeros predicadores y es en predicarle a la gente una serie de teorías humanas, y dejando a un lado el Mensaje del Nuevo Testamento, y es “Jesucristo”.

Te hago un desafío a que de hoy en adelante, cada vez que tengas que presentar la Palabra de Dios, no importando el número de personas ni el lugar, siempre lo hagas sabiendo esto que:

“Predicar el Evangelio es Exaltar a Jesucristo”

Tambien te recomiendo que léas: Cómo debe ser La Actitud del Predicador.

Gracias

Eliseo Diaz.