En mas de una ocasión, he tenido la experiencia en estar en una reunion donde, parecía como si el predicador estaba siempre enojado, su semblante un poco brusco, regañando sin ningun sentido a sus oyentes, alrededor del 80 por ciento de su mensaje parecía que era expuesto con una actitud de enojo.

Eso no solamente afecta la vida del predicador, sino tambien la relacion con su publico. Cuán importante es estar concientes de……

estar preparados ya sea con oración o con una buena preparación bíblica, Pero además Nuestra Actitud será lo que va a destacar a la hora de la predicación.

Hoy quiero traerte a tu mente y corazón, dos elementos que hará que tus oyentes quieran volver a escucharte de nuevo, que queden enganchados con la forma de tu predicación y que sin duda al final habrás ganado la confianza, el respeto, pero sobre todo el corazón de tus oyentes.

1.       SIENTE PASION  POR LO QUE ESTAS DICIENDO. Recuerda que aquí cuando hablamos de Predicar, nos estamos refiriendo a la Predicación del Evangelio. Y, si hay una labor más importante en la vida, es ésta: “Predicar el Mensaje de Cristo”  “ Anunciar las buenas noticias”. Toma nota de esto: Si tu has sido llamado a predicar, te han asignado para que compartas ya sea en una casa o en la calle o en tu iglesia, o eres un Líder o Pastor, siéntete bienaventurado.  Pero cada vez que lo hagas, hazlo con todo tu corazón, Y que cada palabra que estés diciendo sea algo que tu mismo lo sientes y lo estás viviendo y disfrutando a su vez.

2.       TEN UNA ACTITUD DE RESPETO HACIA TUS OYENTES. Aquí es donde muchos predicadores fallan a la hora de exponer su prédica, ven a sus oyentes como inferiores, tomando ellos una actitud de superioridad, muchas veces tratando a sus oyentes de una manera irrespetuosa, ¿Cómo es posible que suceda esto? Como Predicadores, La Biblia NO nos da la facultad de insultar o faltarle el respeto a nadie, Ya sea que estemos dando un mensaje un poco duro de parte de Dios, tenemos que hacerlo con una actitud de respeto, debido a que nosotros no somos Dios si no solo portadores de su mensaje.

No debemos confundir el tipo de mensaje que Jesús usaba cuando les predicaba a los Escribas y Fariseos gente muy religiosa que se consideraban muy superior a los demás,  y por otro lado la diferencia cuando Jesús se dirigía a sus seguidores o sea sus discípulos, lo hacía con la humildad que lo caracterizaba.

La Próxima vez que tengas que dar una predicación, hazlo desde lo más profundo de tu corazón, y permite que sea Dios quien hable a tus oyentes por medio de ti. No importa el tema que vayas a predicar, permite que el Amor y La Gracia de Cristo estén vibrando en tu vida, esto permitirá que tus oyentes obtengan los resultados que tú estas buscando a la hora de dar un mensaje.  Te recomiendo que leas: “Predica La Palabra Con La Guianza del Espiritu Santo”

Que Dios te siga usando en esta labor maravillosa! Estaré agradecido por tus comentarios.

Gracias

Eliseo Diaz.

zv7qrnb